¿Tienes como mascota un perro? Estas hermosas mascotas, al igual que las personas, son propensas a padecer ciertas enfermedades a lo largo de su vida. Algunas de ellas tienen curación y otras, incluso, son prevenibles. Razón por la que es importante mantener vigilada la salud de tu fiel amigo.

Independientemente de la raza de perro de la que seas dueño, hay enfermedades con una alta incidencia. Entre ellas destacan:

Moquillo: sumamente contagiosa, llega a ser mortal, pero es prevenible con la aplicación de la vacuna.

Torsión gástrica: es un recrecimiento del estómago que se complica si este también se encuentra girando sobre sí mismo, lo que evita que el aire y el fluido escapen de él, impidiendo que el perro vomite o eructe.

Envenenamiento por chocolate: es una de las causas más comunes de intoxicación. Los síntomas son vómito, diarrea, arritmia, jadeo y temblores. Es importante acudir al veterinario de inmediato.

Parvovirus: impide el correcto funcionamiento del corazón e intestinos, pero también es prevenible con vacunas.

Otitis: afecta particularmente  las razas con orejas largas y caídas.

Diarrea: es muy habitual su aparición debido a cambios en la alimentación y a la ingesta de comida humana.

Cáncer: puede afectar a todo tipo de perros, por lo que es importante detectar la presencia de tumores en la piel del perro o de forma interna.

Para proteger la salud de tu mascota, te recomendamos traerla a Arias Pet Hospital, la mejor clínica veterinaria de Texcoco. Aquí, nuestro grupo de veterinarios se encargará de revisar de manera integral a tu compañero.

Con información de Red Canina, Mis Animales, Experto Animal y Capital México.