Una de las labores diarias más importantes de los veterinarios está ligada directamente con la medicina interna, y es esencial, por lo que se necesita una base de conocimientos muy fuerte para obtener una visión integral de los pacientes. La medicina interna por lo general se encarga de tratar casos que no tienen diagnósticos claros. Es una disciplina extraordinariamente amplia en donde se tratan los órganos internos de los pacientes en base a medicamentos, dietas y tratamientos sin cirugía.

Si bien se tratan pacientes afectados con varias enfermedades y cuyo diagnóstico es complicado, la medicina interna es vértice para algunas subespecialidades como:

  • Neumología
  • Urología
  • Gastroenterología
  • Nefrología
  • Endocrinología

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: ariaspethospital@gmail.com